Bertolt Brecht

Dejo aqui una breve biografía y frases de un autor con el cual me indetifico mucho y llevo sus frases siempre conmigo las cuales son de gran inspiración.

Bertolt Brecht, nacido Eugen Berthold Friedrich Brecht (Augsburgo, 10 de febrero de 1898 – † Berlín, 14 de agosto de 1956) Poeta y dramaturgo alemán, uno de los más influyentes del siglo XX, creador del llamado Teatro Épico.

Frases:

  • “Al río que todo lo arranca lo llaman violento, pero nadie llama violento al lecho que lo oprime.”
    • Poema Sobre la violencia.
  • “Cuando la verdad sea demasiado débil para defenderse tendrá que pasar al ataque.”
  • “Cuando el delito se multiplica, nadie quiere verlo.”
  • “Cuando la hipocresía comienza a ser de muy mala calidad, es hora de comenzar a decir la verdad.”
  • “El arte, cuando es bueno, es siempre entretenimiento.”
  • “El arte no es un espejo para reflejar la realidad, sino un martillo para darle forma.”
  • “El hombre que no debe seguir tal como es, es necesario verlo también como podría ser y acostumbrarse a esa visión”
  • “El peor analfabeto es el analfabeto político. No oye, no habla, no participa de los acontecimientos políticos. No sabe que el costo de la vida, el precio de los frijoles, del pan, de la harina, del vestido, del zapato y de los remedios, dependen de decisiones políticas. El analfabeto político es tan burro que se enorgullece y ensancha el pecho diciendo que odia la política. No sabe que de su ignorancia política nace la prostituta, el menor abandonado y el peor de todos los bandidos que es el político corrupto, mequetrefe y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales”.
  • “El regalo más grande que le puedes dar a los demás es el ejemplo de tu propia vida.”
  • “Entonces, ¿de qué sirve decir la verdad sobre el fascismo que se condena si no se dice nada contra el capitalismo que lo origina? Una verdad de este género no reporta ninguna utilidad práctica.
  • Estar contra el fascismo sin estar contra el capitalismo, rebelarse contra la barbarie que nace de la barbarie, equivale a reclamar una parte del ternero y oponerse a sacrificarlo.
  • Los demócratas burgueses condenan con énfasis los métodos bárbaros de sus vecinos, y sus acusaciones impresionan tanto a sus auditorios que éstos olvidan que tales métodos se practican también en sus propios países.
  • Ciertos países logran todavía conservar sus formas de propiedad gracias a medios menos violentos que otros. Sin embargo, los monopolios capitalistas originan por doquier condiciones bárbaras en las fábricas, en las minas y en los campos. Pero mientras que las democracias burguesas garantizan a los capitalistas, sin recurso a la violencia, la posesión de los medios de producción, la barbarie se reconoce en que los monopolios sólo pueden ser defendidos por la violencia declarada”
  • Fuente: “Las cinco dificultades para decir la verdad
  • “Esos que pretenden, para reformarnos, vencer nuestro instinto criminal, que nos den primero de comer. De moral hablaremos después. Esos que no se olvidan de cuidar nuestra formación, sin que por ello dejen de engordar, escuchen esto: por más que le den vueltas, primero es comer, y después de hartos ¡venga la moral!”[ sin fuentes ]
  • “Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años, y son muy buenos. Pero hay los que luchan toda la vida: esos son los imprescindibles.”
    • “In Praise of the Fighters”
  • “La crisis se produce cuando lo viejo no acaba de morir y cuando lo nuevo no acaba de nacer.”
  • “La historia ama las paradojas” (dice Brecht en una de sus cartas).
  • “La naturaleza tiene perfecciones para demostrar que es imagen de Dios e imperfecciones para probar que sólo es una imagen.”
  • “Las madres de los soldados muertos son jueces de la guerra
  • “Las revoluciones se producen, generalmente, en los callejones sin salida.”
  • “Me parezco al que llevaba el ladrillo consigo para mostrar al mundo como era su casa.”
  • “Muchos jueces son absolutamente incorruptibles; nadie puede inducirles a hacer justicia.”
  • “Erst kommt das Fressen, dann kommt die Moral.”
    • Traducción: “Primero va el comer, luego va la moral.”
    • Ópera de los tres centavos“.
  • “Reía porque sus enemigos no podían alcanzarlo, ignoraba que ejercitaban para errar el tiro.”
  • “Señores, no estén tan contentos con la derrota [de Hitler]. Porque aunque el mundo se haya puesto de pie y haya detenido al Bastardo, la Puta que lo parió está caliente de nuevo”
    • Nota: 6 de mayo de 1945, se refiere al capitalismo como causa del fascismo.
  • “Sr. Wurlitzer, en este momento estoy en posición de recibir su órgano.”
  • “Si la gente quiere ver sólo las cosas que pueden entender, no tendrían que ir al teatro: tendrían que ir al baño.”
  • “Un hombre debe tener por lo menos dos vicios, uno solo es demasiado.”
  • “El que no conoce la verdad es simplemente un ignorante.Pero el que la conoce y la llama mentira, ¡ese es un criminal!…”
  • “¿Qué es el robo de un banco en comparación con fundar uno?”
    • Otra versión: “¿Qué delito es el robo de un banco comparado con el hecho de fundar uno?”
    • Ópera de los tres centavos.
  • “Instruído por impacientes maestros, el pobre oye que es éste el mejor de los mundos, y que la gotera del techo de su cuarto fue prevista por Dios en persona.”
    • Loa de la Duda

No acepten lo habitual como cosa natural pues en tiempos de desorden sangriento, de confusion organizada, de arbitrariedad conciente, de humanidad deshumanizada, nada debe parecer imposible de cambiar.

  • “En los tiempos sombríos, ¿se cantará también?. También se cantará sobre los tiempos sombríos.” [ sin fuentes ]
Anuncios

Los verdaderos amigos

Un hombre, su caballo y su perro, caminaban por una calle.
Después de mucho caminar, el hombre se dió cuenta que los tres habían muerto en un accidente.
Hay veces que lleva un tiempo para que los muertos se den cuenta de su nueva condición.
La caminata era muy larga, cuesta arriba, el sol era fuerte y los tres estaban empapados en sudor y con mucha sed. Precisaban desesperadamente agua.
En una curva del camino, avistaron un portón magnífico, todo de mármol, que conducía a una plaza calzada con bloques de oro, en el centro de la cual había una fuente de donde brotaba agua cristalina.

El caminante se dirigió al hombre que desde una garita cuidaba de la entrada.
– Buen día – dijo el caminante
– Buen día – respondió el hombre
– ¿Qué lugar es éste, tan lindo? – preguntó el caminante
– Esto es el cielo – fue la respuesta
– ¡Qué bueno que nosotros llegamos al cielo, estamos con mucha sed!- dijo el caminante
– Usted puede entrar a beber agua a voluntad – dijo el guardián, indicándole la fuente.
– Mi caballo y mi perro también están con sed.
– Lo lamento mucho – le dijo el guardia – Aquí no se permite la entrada de animales.

El hombre se sintió muy decepcionado porque su sed era grande. Más el no bebería, dejando a sus amigos con sed. De esta manera, prosiguió su camino.
Después de mucho caminar cuesta arriba, con la sed y el cansancio multiplicados, llegaron a un sitio, cuya entrada estaba marcada por un portón viejo semi-abierto. El portón daba a un camino de tierra, con árboles de ambos lados que le hacían sombra. A la sombra de uno de los árboles, un hombre estaba recostado, con la cabeza cubierta por un sombrero, parecía que dormía…
– Buen día – dijo el caminante
– Buen día – respondió el hombre
– Estamos con mucha sed, yo, mi caballo y mi perro.
– Hay una fuente en aquellas piedras – dijo el hombre indicando el lugar – Pueden beber a voluntad.

El hombre, el caballo y el perro fueron hasta la fuente y saciaron su sed.
– Muchas gracias – dijo el caminante al salir.
– Vuelvan cuando quieran – respondió el hombre
– A propósito – dijo el caminante – ¿cuál es el nombre de este lugar?
– Cielo – respondió el hombre.
– ¿Cielo? ¡Más si el hombre en la guardia de al lado del portón de mármol me dijo que allí era el cielo!
– Aquello no es el cielo, aquello es el infierno.

El caminante quedó perplejo
– Más entonces – dijo el caminante – esa información falsa debe causar grandes confusiones.
– De ninguna manera – respondió el hombre – En verdad ellos nos hacen un gran favor. Porque allí quedan aquéllos que son capaces de abandonar a sus mejores amigos.